Los datos más importantes en la investigación de un copywriter

¡Felices fiestas y feliz año a todos! Vuelvo con las pilas cargadas… presto y dispuesto a darte más nociones y trucos sobre copywriting y redacción.

 

Te he hablado hasta la saciedad de la investigación y de los métodos para obtener la información que precisamos antes de ponernos manos a la obra con el copywriting y la redacción.

¿Pero cómo cribamos toda esa información que nos aportas sobre tu empresa o negocio? ¿Contamos con toda la información necesaria para poner fin al proceso de investigación?

 

Antes de continuar, recuerda que este tipo de artículos pueden ayudarte de cara a contratar un servicio de copywriting, pero también para despejar algunas dudas sobre tu propio negocio. Incluso si en lugar de ser un cliente potencial estás tratando de dedicarte a esta actividad.

 

BENEFICIOS

 

Son quizá los datos más importantes que necesitamos. Identificando los beneficios elaboramos gran parte del contenido para una web, ya que se trata de lo primero que el cliente quiere escuchar:

“¿Qué obtengo?”

 

El clásico “antes” y “después”, aunque no tiene por qué tener esa estructura explícita.

 

¿Antes tu empresa perdía competitividad por el elevado precio de la electricidad?

Ahora has reducido considerablemente tu factura gracias a una instalación fotovoltaica y eres más competitivo.

 

Nos centramos en las características de tu servicio o negocio, analizamos si son únicas… y las convertimos en una solución ante determinados problemas.

 

Hay que entender que el cliente, a priori, no quiere que le ofrezcas un producto a título informativo del tipo “vendo placas solares”, sino obtener un beneficio concreto.

También es importante ordenar los beneficios de acuerdo a su importancia.

 

PROPUESTA DE VALOR

 

Se trata de otro dato fundamental, la propuesta de valor sería algo así como el mensaje principal, el lema que te define:

 Si pudieras sintetizar tu negocio en una frase, lo que haces y cómo lo haces ¿de qué forma lo harías?

 

Cuanto más única sea esta propuesta de valor… mejor. Aunque, obviamente, no siempre es fácil. Pero vas a tener que posicionarte en el mercado, en las redes y de cara al público mediante unas pocas características concretas:

  • ¿Ofreces más calidad que la competencia?
  • ¿Mejor asesoramiento y servicio técnico?
  • ¿Precios más ajustados?
  • ¿Quizá un servicio más rápido y eficiente?
  • ¿Tu servicio hace gala de una gran responsabilidad corporativa?

 

PROBLEMAS

 

Cuando las personas tienen un determinado problema, buscan una solución…. Eso es lo que generalmente les mueve a comprar un producto o servicio.

Imagínatelo, eres tú el que está en esa tesitura:

“Soy el glorioso presidente de la comunidad de vecinos (y eso que mi ex mujer dijo que nunca llegaría a nada). Me han encomendado una misión de inusitada relevancia: acabar con el dispendio de los focos de la piscina, que no paran de estropearse. ¿Qué hago?”

 

Seguramente lo primero sea dirigirte a San Google, a ver si arroja algo de luz:

“Vendo seguros para automóviles…  qué sabré de focos de piscina, pero no puedo fallarles ahora”.

 

Recalas entonces en un artículo que explica qué son los focos de piscina, cómo funcionan… y ya sabes algo más que antes.

Ese artículo, al final, cita la existencia de “focos solares para piscina” y resulta que están repletos de bondades.

“¡Suena interesante!”

 

Y de un artículo informativo acabas en una página de ventas cuando ya te has cerciorado de que no necesitan cableado, de que no hay que vaciar la piscina para mantenerlos… y que se alimentan con la luz solar. Ya tienes propuesta para la próxima junta la mar de razonable.

 

La detección de problemas es vital para los redactores, ya que nos ayudará a confeccionar un calendario editorial con las temáticas a abordar, las keywords a posicionar, etc.

 

OBJECIONES

 

Los clientes tienen sus propias objeciones, sus motivos por los que no comprar, sus supercherías… y hay que luchar contra ellas. Por ejemplo:

Un cliente anda en busca de un curso online de Revit, pero tiene un presupuesto ajustado y no quiere equivocarse. Está buscando alguno que le permita probar una muestra del temario por adelantado…

Entra en tu página de cursos online enfocados a Arquitectura e Ingeniería Civil, pero no ofreces información al respecto, sólo tablas de contenido, algún video introductorio y precios.

 

¿Qué va a hacer el cliente? Marcharse a otra página.

 

Hay que descubrir estas objeciones, a menudo concretas y específicas de cada sector, e ir resolviéndolas.

No todas pueden resolverse de forma inmediata en una web (por ejemplo en la sección FAQ’s), pero podemos abordarlas después con artículos por ejemplo.

 

PÚBLICO OBJETIVO

Es difícil comercializar un producto o servicio sin saber a quién lo vas a vender. La identificación del público objetivo o el buyer persona es imprescindible:

¿Qué puede pensar tu cliente ideal?

¿Qué ve a su alrededor, en su entorno cercano? ¿qué opiniones escucha al respecto?

¿Qué hace y dice?

 

Gracias a preguntas como esas, podemos detectar al cliente ideal y también puntos de dolor, beneficios, etc.

 

FUENTES DE TRÁFICO

 

Conocer la procedencia de tus visitas es necesario para desarrollar un contenido adecuado.

Por citar un ejemplo breve: no es lo mismo el cliente que ni siquiera ha oído hablar de ti o de tu producto (baja temperatura), que alguien que ya te conoce (alta temperatura).

En el primer caso necesitas un contenido mucho más extenso que en el segundo, que vaya aumentado la temperatura del cliente potencial gradualmente.

 

Y hasta aquí la entrada de hoy… si te ha gustado, ¡no dudes en comentar y en darle difusión! 😉

Publicado en Copywriting y Redacción y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *